Calendario

Programa Estado de la Nación advierte obstáculos para desarrollar la Lectoescritura Inicial en Centroamérica

Especialistas del Estado de la Región, componente centroamericano del Programa Estado de la Nación (PEN), advirtieron de los obstáculos para desarrollar la investigación,  la enseñanza y el aprendizaje de la Lectoescritura Inicial (LEI) en Centroamérica.

Durante un simposio, organizado por la Red para la Lectoescritura Inicial de Centroamérica y el Caribe (RedLEI), representantes del proyecto con más de dos décadas de existencia presentaron los resultados preliminares de una pesquisa acerca del estado de la educación en estos países y los desafíos que ello supone para la construcción de una agenda enfocada en la enseñanza y aprendizaje de la lectura y escritura desde edades tempranas.

“La LEI está ausente del marco legal y de las políticas educativas en Centroamérica, donde se investiga poco en materia educativa y lo que se investiga no se difunde”, según la consultora del PEN, Ana Jimena Vargas, en el ámbito del evento realizado el 8 de abril de 2019, en la capital de Costa Rica.

De acuerdo con Vargas, ello responde al poco valor que se le da a labor investigativa y, por consiguiente, a la reducida o nula asignación de recursos para la misma.

Pero también, al poco estímulo e información, que entorpecen el desarrollo de las pesquisas científicas; como las trabas burocráticas, la carencia de estadísticas oficiales confiables, el secretismo o predisposición para compartir esos datos y los obstáculos para acceder a poblaciones de la primera infancia, aunque numerosas instituciones y planes gravitan en torno a la misma.

Puntualizó, además, que los encargados del estudio -solicitado por la RedLEI- concordaron en la limitada rigurosidad metodológica de la investigación educativa en estos países, en la mayoría de los casos relacionada con esfuerzos primarios asociados a tesis de grado o tesinas, y en menor medida, con tesis de posgrado.

“Quienes han trabajado en proyectos financiados por algunos cooperantes, hablan de mayor rigurosidad en las investigaciones, pero algunos tienen observaciones sobre los instrumentos utilizados (contextualización y adaptación a los problemas que se quieren atender) y señalan que son más evaluaciones de proyectos que investigaciones per se”, acotó.

Ello responde casi siempre “a la escasez de personal formado en investigación, al poco énfasis en los programas de formación en metodologías de investigación (aunque empiezan a darse esfuerzos interesantes) y a la insuficiencia de los fondos para investigar”.

Con base en estos y otros desafíos detectados, el PEN sugirió a la RedLEI priorizar el trabajo alrededor de cinco áreas fundamentales. La primera de ellas, relativa a la accesibilidad, a la apertura a diversos puntos de vista y visiones metodológicas; y a la creación de un sistema abierto en el que se configuren y reconfiguren grupos de trabajo, a partir del involucramiento de más universidades, actores e investigaciones de otras áreas de conocimiento.

Asimismo, recomendó persistir en la sistematización de la información, en la captación de varias fuentes de financiamiento, en la definición de un esquema de trabajo eficaz y en la incidencia en políticas educativas, para contribuir a optimizar la enseñanza y aprendizaje de la LEI.